Conecta con nosotros

Actualidad

El plan y la organización de los ocho acusados en el Caso Ximena Chong

En una oficina del piso 22 de un edificio ubicado en Avenida Apoquindo, a la altura del 6500, en la comuna de Las Condes, ocho personas planificaron y elaboraron una carta dirigida a la fiscal regional Centro Norte, Ximena Chong, la que fue recibida el pasado 6 de octubre por su hijo en la puerta de su casa.

Los individuos, a bordo de una motocicleta y otros vehículos, llegaron hasta la vivienda de la persecutora con el fin de amedrentarla, luego que fuera formalizado el funcionario de Carabineros acusado de empujar a un joven de 16 años al río Mapocho.

Desde aquel día, Chong se encuentra bajo protección policial, lo que salió a la luz pública luego que un carabinero fue sorprendido por funcionarios de la PDI rondando la casa de la persecutora días después de haber recibido la amenaza en su domicilio.

Incluso, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, salió en defensa del uniformado que, según su declaración, pasaba casualmente por el lugar buscando un taller mecánico debido a un desperfecto que sufría su motocicleta particular.

El caso de las amenazas contra Ximena Chong volvió a resurgir el jueves recién pasado, cuando la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI detuvo a seis hombres y dos mujeres en un operativo que se llevó a cabo en la mencionada oficina de Las Condes y en domicilios de Lo Barnechea, Ñuñoa, Quinta Normal y La Cisterna.

Los detenidos fueron identificados como Fernando Hasler, Gabriel Urcola, Benjamín Morenos, Solange Aravena, Gabriel Jara, Daniel Goldenberg, Paula Narváez y Pablo Martínez.

En dichos allanamientos, se incautaron una subametralladora UZI, municiones, dos pistolas a fogueo, un rifle de aire comprimido, cascos, chalecos antibalas, escudos, seis notebook, cámaras Go Pro, 12 celulares y afiches con distintos escritos.

“Esto es preocupante, especialmente para las policías, porque es armamento que no está en cualquier armería, y eso también es parte de la investigación para saber la trazabilidad y su origen”, alertó el director nacional de la PDI, Héctor Espinosa.

“Las medidas que sean necesarias”

Según la investigación liderada por el fiscal Francisco Jacir, los sujetos comenzaron a amenazar a la fiscal por medio de redes sociales durante la formalización del carabinero imputado por la caída del adolescente al lecho del Mapocho, la que se realizó el 4 de octubre.

En aquella instancia, Ximena Chong expuso imágenes, videos y llamadas telefónicas con las que dio cuenta que el policía estuvo involucrado en el hecho, y que hubo intentos por encubrir la verdad de lo ocurrido por parte del mismo imputado y de otros funcionarios policiales.

Fue en ese contexto que un sujeto publicó la dirección de la vivienda de Chong, seguido del comentario: “Ahí vive la fiscal, vamos a saludarla”. Posteriormente, el mismo usuario – identificado en la red social como “Reimond Reddintong“- agregó “que comience a caminar mirando para atrás mejor”, sumado a fotografías de su vivienda y automóvil.

Entre los mensajes, uno de los involucrados escribió: “Pronto te vas a ir mujer y vas a caer tú y tu afán de eliminar Carabineros. Acuérdate no más, la vida se te hará imposible”.

Posteriormente, el 6 de octubre, se reunieron siete de los detenidos en dicha oficina de Las Condes, desde donde salieron en distintos vehículos hasta la casa de Chong. El primer grupo iba en una camioneta Hyundai Santa Fe que era conducida por Fernando Hasler, quien viajaba junto a Gabriel Urcola y Benjamín Morenos.

Mientras que en un auto marca Volvo se trasladaban Solange Aravena y Gabriel Jara. A ellos se le unieron dos motocicletas conducidas por Daniel Goldenberg y Pablo Martínez. Una vez en la casa de la fiscal, y bajo un elaborado plan, estos últimos tenían la misión de merodear para detectar alguna situación que complicara sus intenciones.

Luego, se unieron nuevamente al grupo, al que se había sumado en un tercer vehículo Paula Narváez. A eso de las 21:30, Goldenberg y Martínez se movilizaron a pie hasta la vivienda y le entregaron la carta al hijo de la fiscal.

Por su parte, el resto del grupo se dividió y “patrullaron” la zona a pie y en los automóviles, con el fin de alertar ante cualquier reacción desde la vivienda.

En la audiencia de formalización, Jacir explicó que dentro del sobre, que contenía un logo modificado del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, estaba la carta y una fotografía de la cara de Ximena Chong en el cuerpo de un cerdo.

“Estimada señora fiscal Chong, me complace dirigirme a usted para comentarle que soy parte de un grupo de ciudadanos preocupados por su amenaza al devenir de Chile, su permanente activismo político, parcialidad y ataques a nuestros Carabineros y los valores que sustentan nuestra República. Permítame comentarle que los corruptos como usted no tienen cabida en nuestra nación, y tomaremos las medidas que sean necesarias -sean cuáles sean- para defender a nuestro país”, fue el texto que leyó la fiscal Chong.

“Si usted considera que esta carta constituye una amenaza seria hacia su integridad psicológica y física, entonces está en lo correcto. Dado lo anterior, le sugerimos a usted y a sus adeptos, que continuamente contribuyen  a la decadencia de nuestra nación y justicia, corrijan su actuar a la brevedad. Atentamente, un ciudadano de bien”, agrega la carta.

Vinculaciones en investigación

Luego de la detención de los involucrados, La Tercera informó que pertenecerían al grupo de extrema derecha La Vanguardia, liderado por Sebastián Izquierdo. Sin embargo, ni las autoridades ni el Ministerio Público confirmaron dichas afirmaciones.

No obstante, el director nacional de la PDI tampoco descartó que se trate de integrantes de dicho grupo, ya que son líneas investigativas que aún están en curso. Además, se les estaría indagando por otras amenazas.

“Hay mucha información que estamos analizando, pero no descartamos vinculación con otros hechos o algún grupo en particular”, explicó Espinosa.

Durante las audiencias, los propios abogados defensores reconocieron que los detenidos eran partidarios y se sentían representados por partidos políticos o ideas políticas ligadas a la derecha.

Incluso, el abogado de Goldenberg, Mauricio Narbona, sostuvo que las amenazas se dan en un “contexto muy polémico”, como fue la formalización del carabinero. Así como también destacó el escenario posterior al estallido social y las elecciones del plebiscito, que se llevaría a cabo el 25 de octubre.

“Estamos dentro del derecho penal liberal que ha conquistado ciertos principios, uno de ellos es que alguien no puede ser considerado terrorista o autor de amenazas por el hecho de, en el medio del fragor político, ir a dejar una carta a alguien que a su juicio contribuye con el declive de la institucionalidad”, sostuvo Narbona.

Los detenidos por haber participado en la entrega de la carta a la fiscal fueron formalizados por amenazas, mientras que a Pablo Martínez se le sumó el delito de tenencia de armamento prohibido de uso bélico, ya que fue en el allanamiento de su vivienda que se encontró -bajo su cama- la subametralladora UZI con sus respectivas municiones y en condiciones de ser usada, por lo que fue el único en quedar en prisión preventiva.

El resto de los involucrados deberán cumplir con las medidas cautelares de firma mensual y prohibición de acercarse a la víctima durante los 90 días que dure la investigación por el caso Ximena Chong. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo

Continuar leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias

PORTAL REMIX 2020 ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS | DISEÑO SITIO WEB FABIAN CREATIVE