Conecta con nosotros

Actualidad

Ministro Moreno constata en terreno los avances del proyecto que reforzará el suministro de agua potable en la zona sur de Santiago

El ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, y el superintendente de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas, en compañía de la gerenta general de Aguas Andinas, Marta Colet, visitaron  las instalaciones del proyecto Pozos de Lo Mena Cerro Negro, en la comuna de San Bernardo. La iniciativa busca asegurar el abastecimiento hídrico y respaldar la infraestructura ante emergencias climáticas para más de 400 mil personas de las comunas de Puente Alto, San Bernardo, La Pintana y El Bosque.

De hecho, los pozos de Lo Mena Cerro Negro permitirán contar con un caudal de agua de 1.500 mts/seg, el cual será potabilizado e inyectado directamente a la red durante eventos de emergencia.

Si bien, la entrada en operación de este proyecto -que comenzó a construirse en agosto de este año- se esperaba para 2023, Aguas Andinas aceleró los trabajos para que la puesta en marcha se concrete en marzo de 2022. Esto, producto de la compleja disponibilidad hídrica que atraviesa la zona central del país.

“Estamos terminando el año y con ello también la década más seca en la historia de nuestro país. Por esta razón, tenemos que enfrentar la sequía, que es esta nueva realidad, con obras como ésta que buscan asegurar el abastecimiento de agua para la zona sur de la Región Metropolitana. Este trabajo lo estamos desarrollando en Santiago y también en regiones, donde hemos tomado medidas de emergencia contra la sequía, pero – al mismo tiempo – implementando obras que permitan contar con un mejor sistema, más seguro y que nos pueda asegurar que dispondremos de agua para el consumo humano, las actividades productivas y para todo lo que necesitemos en el futuro”, destacó durante la actividad el ministro Alfredo Moreno.

Alcances de esta y otras iniciativas

El proyecto Pozos de Lo Mena Cerro Negro involucra la construcción de 15 pozos de extracción de agua subterránea, con una profundidad de 300 metros cada uno, equivalente a la altitud de la torre del Costanera Center. Y el sistema de abastecimiento, que entrará en funcionamiento frente a situaciones de alta turbiedad en el río Maipo, contempla además estanques de regulación, plantas elevadoras y redes de interconexión, con el fin de apoyar la seguridad de abastecimiento asociada al sistema de Las Vizcachas.

“Sabemos que no estamos enfrentando una situación pasajera, sino un estado permanente, una sequía estructural que nos obliga a reinventarnos y buscar distintas alternativas que nos permitan continuar llevando el agua potable hasta los hogares de la Región Metropolitana, sin interrupciones y a pesar de las dificultades que nos plantea la emergencia climática”, resaltó el presidente del directorio de Aguas Andinas, Claudio Muñoz.

En esa misma línea, la gerenta general de la compañía sanitaria, Marta Colet, señaló que “hoy, en medio de la pandemia de COVID-19, sabemos -más que nunca- lo importante que es este recurso para el funcionamiento de la ciudad y el desarrollo de la vida. Nuestro principal compromiso es trabajar para seguir velando por su continuidad y seguridad. Así lo hemos hecho a través de inversiones por US$ 150 millones que hemos realizado y lo seguiremos haciendo mediante nuevas oportunidades que tenemos identificadas por más US$ 500 millones que permitirán contar con una ciudad cada vez más redundante y resiliente”, dijo la ejecutiva.

Con una inversión, a la fecha, de más de $31 mil millones y una serie de medidas ambientales de mitigación en marcha, el proyecto Pozos de Lo Mena Cerro Negro se suma a otras iniciativas que está desarrollando la compañía sanitaria con miras a mitigar los efectos del cambio climático, como son la profunda escasez hídrica que azota a la zona central por más de una década y los episodios de extrema turbiedad en el río ocasionados por lluvias convectivas, causantes de varias interrupciones masivas de suministro en la ciudad. Todo ello permitirá hacer de Santiago una ciudad más resiliente, redundante y preparada frente a emergencias climáticas.

Acorde a ese mismo objetivo, Aguas Andinas también anunció que trabaja a toda máquina para llevar a cabo la tercera fase de su plan de resiliencia y aumentar hasta las 48 horas la autonomía de Santiago, mediante la nueva captación El Manzano-Pirque. Se trata de un proyecto validado por la SISS, que se ubicaría a 5,7 kilómetros aguas arribas del río Maipo.

Esta obra de gran envergadura entraría en operación en 2024 y  eliminaría eventuales interrupciones de suministro ante episodios de extrema turbiedad en el río Maipo. 

Esta publicación aparece primero en El Dinamo

Continuar leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias

PORTAL REMIX 2020 ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS | DISEÑO SITIO WEB FABIAN CREATIVE