James Cook es un estudiante de arquitectura, y a sus 23 años de edad se ha revelado también como todo un artista de la tinta y el papel, desarrollando una técnica poco usual: crea dibujos mediante mecanografía; es decir, usando máquinas de escribir antiguas, y cada tecla es como un pincel con el que va dando forma a diseños que tienen un alto nivel en sus detalles, que es lo que lo hace único. Para ser un buen arquitecto debes tener justamente ese “ojo” para captar la esencia de las cosas, y las siguientes 21 imágenes son la prueba de que este joven va por muy buen camino.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

14.

15.

16.

17.

18.

19.

20.

21.

Esta publicación aparece primero en La Guia del Varon