El colapso de las funerarias en España, producto de los fallecidos por coronavirus aumenta día tras día, por lo que autoridades locales debieron transformar una pista de hielo de un centro comercial de Madrid en una morgue para albergar cadáveres.

El medio ABC, indicó que la empresa concesionaria del Palacio de Hielo cedió el lugar, de 1.800 metros cuadrados, ya que cumple con las garantías de temperatura y espacio para almacenar los cuerpos de los fallecidos.

La decisión de albergar los cadáveres en ese lugar  fue avalada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien poco antes había informado al Gobierno central de que la funeraria municipal, que gestiona 14 cementerios, no recogerá los cuerpos de los fallecidos por el coronavirus, debido a la falta de equipos de protección individual para sus trabajadores.

“Se trata de una medida temporal y extraordinaria encaminada, fundamentalmente, a mitigar el dolor de los familiares de las víctimas y la situación que se registra en los hospitales madrileños”, indicaron las autoridades.

“Elegimos la pista de hielo considerando que de esta manera se obtendrá el frío necesario para el mantenimiento de los cadáveres sobre una superficie de material polimérico”, señala un informe de Madrid Salud.

El inmueble está a solo 15 minutos de Ifema, donde se han edificado pabellones hospitalarios de emergencia con más de mil camas.

La improvisada morgue, una vez en funcionamiento, será controlada por la Comunidad, mientras que la Unidad Militar de Emergencia (UME) quienes se encargarán del traslado de los cuerpos.

Junto a ello, el director de emergencias sanitarias de España, Fernando Simón, informó que su país superó el número de muertes registradas en China a consecuencia del  virus.

Según la última actualización, el país europeo registra 3.434 personas fallecidas desde el brote del coronavirus y 738 muertes solo en las últimas 24 horas, lo que representa un aumento de más del 27% sobre las cifras del martes.

China, por su parte, registra 3.163 de personas contagiadas hasta el momento.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo