La pandemia de Covid-19 hizo que millones de estudiantes en todo el mundo sigan con su educación de forma virtual, a distancia, pero eso también ha evidenciado la pobreza y desigualdad que existe en el planeta, pues una buen parte no tiene una computadora o tableta, un teléfono inteligente ni tampoco puede pagar el servicio de internet, lo que los pone en desventaja porque no pueden seguir las clases ni enviar sus tareas. Por fortuna, dentro de la crisis también surgen héroes que se esfuerzan por ayudar a los demás.

En Comitán, Chiapas, México, un profesor de educación física llamado Fray Antonio Alfaro se puso en contacto con su amigo Roberto Aguilar, quien le ayudó a rotular su combi, donde se puede leer que ofrece internet gratis para los estudiantes. David Mondragón, quien también es su amigo desde que estaban en el bachillerato y ahora es especialista en servicios informáticos en zonas rurales, lo ayudó a configurar una red satelital con antena, que le permite llevar el servicio a las zonas donde viven los estudiantes de más bajos recursos.

La madre de este profesor tiene una tiendita a donde comenzaron a llegar muchos niños para que les rentara por un momento su internet y así poder enviar sus tareas. Al darse cuenta de esto, Fray organizó a sus vecinos para que compartieran su señal con los estudiantes y colocaran lonas, mesas y sillas afuera de sus viviendas, pero esto no fue suficiente porque seguían llegando más y más niños y jóvenes, incluso de otros barrios, y claro, sabía que en otras zonas también existen cientos de estudiantes sin posibilidad de conectarse.

Fray tenía una vieja combi, así que se le ocurrió que sería una buena idea adaptarla para llevar WiFi a las zonas donde más se requiere. Buscó patrocinadores y su amigo David Mondragón le adaptó una computadora y una antena con señal satelital, lo que convirtió al vehículo en un enorme módem capaz de replicar la señal en una área de cien metros a la redonda, con lo que hasta 80 estudiantes pueden conectarse por espacio de tres horas para seguir sus clases y enviar tareas.

Comitán es uno de los municipios más pobres de Chiapas, que a su vez es uno de los estados con mayores niveles de pobreza en México, así que la acción de este hombre es invaluable, y claro, ya todo mundo lo conoce y ha bautizado a este vehículo como la “Combiteca”, y en ella llega a las colonias y barrios de la periferia, donde hay más estudiantes de bajos recursos y les da el servicio sin importar el nivel educativo que estén cursando.

Al ver la iniciativa de Fray, ya ha recibido llamadas de personas de localidades cercanas, como Cintalapa y Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado, para que les explique cómo funciona el sistema e instalarlo también en sus vehículos, lo que sin duda será de gran ayuda para los estudiantes de esos lugares; y es que de acuerdo con el Índice de Progreso Social en México 2019, solo un 24.13% de la población chiapaneca tiene acceso a internet.

En tiempos de crisis es cuando surgen los verdaderos héroes, y sin duda Fray es uno de ellos. Este profesor se levanta temprano todos los días con la finalidad de llevar este servicio tan necesario a una buena cantidad de estudiantes, quienes ahora ya no tendrán el pretexto para no cumplir con sus tareas, así que en cuanto ven la Combiteca saben que es hora de ponerse a estudiar. Todos podemos hacer algo por los demás, algo que les puede cambiar la vida.

Esta publicación aparece primero en La Guia del Varon