Los Diablos Rojos de Mario Salas buscan potenciar la zona defensiva con dos zagueros chilenos que terminaron contrato en su anterior club.

Ñublense tiene tres refuerzos para la temporada 2024: Gabriel Graciani, Pedro Sánchez y Matías Plaza. Los Diablos Rojos siguen buscando incorporaciones y van por dos experimentados defensores.

Según reportó el periodista, Rodrigo Arellano vía X, el equipo chillanejo está en conversaciones con Carlos Labrín y Osvaldo Bosso, quienes terminaron su contrato con Audax Italiano.

En el caso de Labrín venía de jugar desde 2015 con la camiseta de los Itálicos. A sus 33 años, el oriundo de Mulchen está ad portas de asumir un nuevo desafío y ser dirigido por Mario Salas.

Por su parte, Bosso vivirá su primera experiencia en otro club. El defensor de 30 años se formó en Audax Italiano, institución donde hasta el momento realizó toda su carrera.

Con la incorporación de estos dos zagueros centrales, el cuadro chillanejo suplirá la salida de Enzo Guerrero, a quien decidieron no renovar para la temporada 2024.

Osvaldo Bosso está en negociaciones con Ñublense (Foto: Photosport)

El puesto donde Ñublense se debilita

Ñublense se queda sin lateral izquierdo tras no lograr un acuerdo de renovación con Jovany Campusano. El Chucky en las últimas temporadas fue clave en el equipo.

De esta manera, la institución tendría que salir al mercado a buscar un jugador en aquella posición.



Apareció primero en Bola Vip

Shares: