La crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus ha cambiado el panorama educativo en millones de escolares en el mundo, menos para Uruguay, quienes gracias al Plan Ceibal han sorteado de manera exitosa el reemplazo de las salas de clases por plataformas digitales.

El Plan Ceibal es el acrónimo de Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea y son plataformas que están a disposición de docentes y  estudiantes para el aprendizaje en línea.

Una de las principales ventajas en su implementación, es que cuenta con solo 817 mil alumnos. En Chile, los estudiantes de pregrado por ejemplo, suman 1 millón 200 mil.

Según indica Infobae, durante las últimas semanas, distintos países de la región y organismos internacionales se han puesto en contacto con funcionarios uruguayos del Plan Ceibal para conocer en detalle lo que es el programa e intercambiar información.

“Es una política educativa única en el mundo, muy valiosa en estos tiempos de pandemia”, destacó un medio francés.

Como parte de la metodología de enseñanza, Ceibal entrega notebooks y tablets a todos los estudiantes de entre 4 y 15 años.

El objetivo de esto es democratizar el acceso y disminuir la brecha socioeducativa que se produce según el ingreso de las familias.

“Es posible que estemos en una posición más ventajosa que otros países de la región para afrontar este momento”, afirmó Leandro Folgar, presidente del Plan Ceibal al medio antes señalado.

“La característica que distingue al programa es que contempla la entrega de dispositivos como condición necesaria para el aprendizaje. Se necesitó también avanzar en la conectividad, pensar acuerdos con las compañías telefónicas, desarrollar líneas de investigación y sobre todo hacerlo en un marco pedagógico que dé sentido a la tecnología en el proceso educativo”, señaló el profesional.

A pesar de la tendencia política de los mandatarios que han pasado desde que comenzó el Plan Ceibal, este se ha ido perfeccionando según las complejidades que se van presentando, como es ahora la pandemia del coronavirus.

De esta forma,  el 100% de sus escuelas están conectadas a Internet con jornadas específicas de programación, robótica y pensamiento computacional, además de cursos de capacitación para los profesores y una plataforma de videojuegos matemáticos.

Asimismo, uno de los programas emblemático del Plan Ceibal son las clases por videoconferencia con profesores de Argentina o Filipinas. Una organización digna de imitar por los demás países ante el escenario que se vive en la actualidad.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo