Jorge Zabaleta no solo vive de los ingresos que recibe de la televisión, sino que también se mantiene gracias al hotel que instaló en San Pedro de Atacama y a las propiedades que adquirió y puso en arriendo.

Sin embargo, la emergencia por el coronavirus (COVID-19) ya lo ha afectado económicamente, por lo que tuvo que cerrar su negocio en el norte. Aún así, quiso ayudar a quienes actualmente viven en sus propiedades y dejó de cobrar dos arriendos.

En paralelo a eso, se encuentra en plena negociación con su banco para acceder a un periodo de gracia respecto al pago de los dividendos y así poder beneficiar a las personas que viven en su inmuebles.

Con su decisión, el ex actor de Mega ya ha ayudado “a dos personas, pero todavía yo no recibo ningún beneficio del banco. Lo hice porque en verdad estaban en problemas”, contó a LUN.

“No les voy a cobrar. Les dije que viéramos cómo va la cosa. Son arriendos pequeños. Si la gente no tiene para pagar (…) es porque realmente están en problemas”, aseveró.

Los otros afectados, explicó, se trata de gente que se vio afectada directamente en sus negocios por las bajas ventas de los últimos días, a raíz de la poca afluencia de público por la emergencia del coronavirus.

“Me pidieron si podían postergar el pago del arriendo. Yo creo que esto tiene que ser colaborativo. Si yo recibo un beneficio del banco, que eso es lo que estoy viendo ahora con mi ejecutivo, porque también los bancos tienen pura letra chica cuando te van a dar un beneficio, yo lo traspaso inmediatamente a la gente que me tiene que pagar un arriendo”, afirmó Jorge Zabaleta.

Para él, en momentos como éste, debe primar la empatía y la ayuda entre todos. “Qué voy a hacer… ¿los voy a echar? Por ningún motivo. O sea uno tiene que ponerse en los zapatos de la otra persona (…). Ahora hay que trabajar a full la empatía, algo que nos ha faltado y de lo que tanto se habla”, expresó.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo