Donald Trump podría firmar una orden ejecutiva, que está dentro de sus poderes como presidente de los Estados Unidos, para prohibir que la aplicación TikTok se utilice en su país, y no, no es por la enorme cantidad de cosas bobas que los usuarios suben, sino que la razón tiene tintes políticos y tiene que ver con la mala relación que el controvertido mandatario enfrenta con China.

Luego de que agentes de seguridad nacional manifestaran que existe la posibilidad de que a través de la aplicación se estén recolectando datos de los ciudadanos norteamericanos para compartirlos con el gobierno chino, Trump decidió esta medida, y es que TikTok pertenece a la empresa china de tecnología de internet ByteDance, con sede en Pekín, lo que aumentó las sospechas del gobierno estadounidense.

Por su parte, la empresa ha negado desde el primer momento cualquier nexo con el gobierno de China. La aplicación surgió en 2017 como una competencia para Facebook y Snapchat, y desde entonces se ha posicionado como una de las redes sociales favoritas para compartir videos, y en estos tiempos de la pandemia de Covid-19 ha incrementado su número de usuarios y de contenidos que se comparten a través de ella.

Al momento la aplicación tiene cerca de 80 millones de usuarios en Estados Unidos, y gracias a la mala relación entre gobiernos, de inmediato las autoridades comenzaron a investigar qué es lo que se está haciendo con los datos, aunque no es una información confirmada que se esté haciendo un mal uso, pero por lo pronto, aunque no está claro cómo, Trump está dispuesto a deshacerse de ella.

En lo que respecta a TikTok, lo estamos prohibiendo en Estados Unidos. Tengo esa autoridad. Puedo hacerlo con una orden ejecutiva.

—Donald Trump, en declaraciones a la prensa

Trump ya firmó una orden para que la empresa china venda la parte de TikTok con la que opera en Estados Unidos, y se dice que Microsoft estaría muy interesado en adquirirla, pero de eso a que tengan un medio para prohibir su uso todavía está lejos, aunque con estas medidas es probable que ByteDance sea la que decida dejar de operar en ese país.

Por supuesto que en Estados Unidos no han faltado muestras de rechazo, calificando a Trump de fascista y acusándolo de buscar siempre la manera de deshacerse de quienes considera sus enemigos, aunque esto vaya en contra de las leyes. Hasta el momento en ByteDance no se han pronunciado al respecto, así que habrá que esperar a ver qué sucede.

Esta publicación aparece primero en La Guia del Varon