Ecuador vive una dramática crisis sanitaria ante el aumento de muertes por coronavirus y el colapso que sufren las funerarias de todo el país.

Según indican medios locales, algunas familias llevan hasta cuatro días encerrados con los cadáveres de sus familiares y el listado que manejan las autoridades registran más de 400 los fallecidos que deben ser retirados de sus casas.

“Reconocemos cualquier error y pedimos disculpas a quienes tuvieron una demora de días en retirar a sus seres queridos”, afirmó el portavoz del gobierno, Jorge Wated, en un mensaje por radio y televisión, atribuyendo el atraso al toque de queda que vive el país que comienza a las 15 horas.

A raíz de esta dramática situación, los ciudadanos de Guayaquil comenzaron a publicar videos de cuerpos abandonados en las calles y mensajes de auxilio de familiares para enterrar a sus muertos.

Un joven denunció a través de Twitter que su hermano había fallecido y que la respuesta de las autoridades fue que no podían retirar el cuerpo y que había que esperar un día más por la falta de ambulancias.

“Estamos trabajando para que cada persona sea sepultada con dignidad en espacios unipersonales”, dijo el Presidente Lenin Moreno, refiriéndose a un cementerio gestionado por el gobierno con capacidad para albergar unos 2.000 cuerpos.

“Los expertos médicos lamentablemente (…) estiman que los fallecidos en estos meses llegarán a entre 2.500 a 3.500 por coronavirus, solo en la provincia del Guayas, para eso nos estamos preparando”, señaló el mandatario.

Si bien no hay una cifra real, por parte de las autoridades de gobierno, sobre cuántas personas han fallecido y están a la espera de ser retirados. El diario El Universo de Ecuador citó el concejal de Guayaquil Andrés Guschmer, quien señaló que hay registrados 400 cuerpos en la lista de espera en las viviendas.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo